Características principales del relato breve

¿Has tenido alguna vez un sueño que pensabas inalcanzable? Durante demasiado tiempo me he limitado con mi pasión por la escritura creativa, tanto para ayudar a otros a indagar en su imaginación como para sacar la mía. Sin embargo, el 4 de octubre fue una fecha maravillosa. Estrené mi primer curso de escritura creativa basado en el relato breve.

En otras ocasiones había compartido mi experiencia y conocimiento pero nunca había cobrado por ello. No me sentía lo suficientemente buena. Ya sabes, esa impostora que te dice que tienes que practicar y acumular conocimiento porque todavía no has adquirido el suficiente. Todas esas barreras las romperemos, juntas, y te propongo hacerlo a través de los relatos.

Te voy a contar un secreto que hasta ahora solo sabían las lectoras de mi carta literaria de los viernes. Estoy escribiendo un infoproducto sobre relato breve y además, estoy intentando sacar adelante talleres de escritura creativa fuera de mi propia escuela. Si conoces alguna empresa o local a los que le interesen están actividades artísticas, cuéntamelo. ¡Será un placer darle vida a las letras!

Características principales del relato breve

En el blog voy a compartir algunas pinceladas muy básicas sobre el relato breve. Encontrarás muchísima más información en ese infoproducto creativo que verá la luz en 2020. Mientras tanto si no quieres perderte ningún detalle sobre el proceso u otros temas literarios, puedes suscribirte a la newsletter.

¿Comenzamos?

  1. Escribe con efectividad creativa. Cada palabra en un relato es un tesoro. Es fundamental que estén medidas y se usen con maestría. Mete la tijera sin miedo, si puedes contar una historia con tres palabras en vez de siete, hazlo. Ir al grano no significa perder pasión ni emoción. Te dejo un ejemplo.
  2. Utiliza una extensión breve. En una historia solo hay que mostrar la punta del iceberg. Si necesitas narrar bastante más para situarte, no pasa nada. Cuando llegue el momento de revisión suprime esa parte de tu relato breve y listo. Cualquier relato no debe tener más de cinco páginas o de lo contrario ya nos estaríamos encaminando hacia otro terreno. De hecho, cuanto más breve y potente sea tu historia, más la recordará el lector.
  3. Crea un conflicto. Sin problema no hay relato. Necesitas tener un asunto que resolver, debe haber una evolución en la narración. Ese conflicto se debe introducir en el inicio, la acción que realizará el protagonista se explicará en el desarrollo y el final culminará con una solución. Ese desenlace puede ser bueno o no para el protagonista o incluso quedar abierto, lo importante es que el lector perciba un cambio en el personaje con respecto al comienzo de la lectura.
  4. Muestra pocos personajes. Una novela sí puede abarcar tantos personajes como quiera el autor. Sin embargo, eso no ocurre con los relatos. Es mucho más efectivo solo crear tres o cuatro personajes, como mucho. Si te apetece introducir más, tendrás que dejar muy claras sus características para no diluirlos.
  5. Vigila el inicio y final. En el único punto en el que te puedes permitir flojear es en el desarrollo. Necesitas un inicio potente para enganchar al lector y más con los tiempos que corren en los que la tendencia es leer en diagonal. El final debe ser una bomba, así conseguirás que recuerde tu historia, que no sea otro texto más que se pierde en el olvido.
  6. Ayúdate de un guión. Por una parte están los autores que necesitan tener un esquema previo en el que vierten el mapa que recorrerán con su relato. Por otra, están los que escriben sin tener muy claro el camino. A mí a veces me funciona una opción u otra, pero el truco que más efectivo me resulta es pensar cómo quiero que acabe la historia. Así no importa cómo sea el camino porque me llevará al lugar que quiero mostrar.
  7. Enriquece tu vocabulario. Como te decía al principio, cada palabra en un relato es oro puro. No solo es necesario prestar atención al número de palabras sino que también al color que tienen. Evita las cacofonías, las palabras que se repiten sin cesar. Busca sinónimos, palabras que despierten los sentidos. Conseguirás que tu historia tenga un alma más rica y sabrosa.
  8. Ofrece varias miradas. Un buen relato tiene varias interpretaciones. Según la personalidad del lector o en el momento vital en el que se encuentre, un mismo relato lo puede interpretar con miradas distintas. Por ejemplo, la semana pasada pedí la opinión de varios lectores sobre qué habían entendido de mi historia del reto creativo de las flores. Cada uno percibió matices bastante distintos y eso me chifló.

¿Tienes un relato breve en mente con el que practicar estas pautas?

Puedes conocer los relatos que escribo aquí. También me gusta reflexionar y hablar de libros 🙂

Gracias por dejarme besarte con letras.

firma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

💛️ También te podrían gustar los siguientes post:

La chica de al lado

Las benditas casualidades obran los mejores milagros o quizás por fin tiré lo suficientemente fuerte como para que el hilo rojo te pusiera a mi lado. Llevo meses sentándome cerca de tu perfume y no te imaginas lo mucho que me gusta ver como siempre llevas dibujada una sonrisa. Incluso en las tardes que te he visto derramar alguna lágrima. Me maldigo por no habértelas secado, pero el miedo me ancló a la silla. ¿Y si era demasiado mi atrevimiento? Me embelesa ver como siemp ...
👉 Leer post

Reír cambia tu vida, ¿tienes sentido del humor?

A veces tengo la sensación de que el sentido del humor brilla cada vez más por su ausencia. Que una larga lista de personas se pican hasta sin que les roce una ortiga y que no saben diferenciar la ironía o el absurdo de la realidad. Quizás es por la necesidad imperiosa que parece implantada en los últimos tiempos de vida perfecta que transmiten numerosas redes sociales o quizás es que nunca tuvieron de qué reírse. Reír es el salvavidas de la actitud Creo firmemente y si no es así que ...
👉 Leer post

Reinventarse y vivir como objetivo principal

Este mes de vacaciones ha sido muy diferente al resto. Durante 21 días he estado recorriendo Bali, Islas Gili y Yogyakarta y los podría resumir en dos palabras, intensidad e inmensidad. Otra palabra que resonaba con fuerza era reinventarse. Todavía no sabía cómo. Ha sido un viaje en el que intenté, y casi lo consigo al 100%, olvidarme de todo lo que tenía aquí para centrarme en tener los sentidos muy alerta y no perderme detalle alguno. Desconectar de esa manera y terminar de vaciar la ...
👉 Leer post

Microcuentos con sabor a beso

La semana pasada en este post te hablé del reto de hacer tres finales diferentes para una misma historia. De momento esos microcuentos se quedan pendientes ya que en estos días mi foco ha sido darle forma a un relato corto. ¿Y por qué es importante ese relato en concreto? Con él he participado en el XIX Certamen Internacional Literario José Rodríguez Dumont. Este concurso se organiza en mi pueblo, Órgiva, y me hacía una ilusión tremenda. Hace un par de años también participé con es ...
👉 Leer post