Relato breve de flores y animales, otro reto creativo

Me encanta que lleguen los viernes para lanzarte un nuevo reto creativo. La semana pasada el relato tenía como protagonista los animales y hoy las reinas de la corona van a ser las flores.

¿Te animas?

Trucos para escribir el relato

Uno de mis trucos para empezar a escribir es pensar en cómo quiero que termine la historia. Así es más sencillo trazar el camino hasta el final y sobre todo, tendrás más claro qué tono quieres darle.

Recuerda que al ser un relato breve o microrrelato no debe ser extenso. Parece mentira pero cuanto más cortito es un texto, más difícil resulta escribirlo ya que cada palabra cuenta. No hay sitio para términos vacíos como los adverbios acabados en -mente.

Es maravilloso cuando un mismo relato se puede interpretar de varias formas distintas. Si consigues ese efecto, será brutal. Para ello, no muestres toda la historia. Sírvete de los silencios, da cosas por hecho. El lector podrá interpretar el relato según su propia perspectiva.

Reto creativo de animales

–Quita, no te muevas. Deja que sigan con la ilusión de que ellos tienen el control.

–No puedo, Lola, tienen una salchicha. ¡Cómo huele!

–Pepa, sé fuerte, no caigas en el juego. ¡Aguanta, Pepa!

Así pasaban las tardes, haciendo creer que los humanos llevaban el control. Que ellas eran dóciles. ¡Qué poco sabían estos bípedos! Ellas tenían un poder infalible, un arma secreta que pasaba de generación en generación canina. Las miradas de amor incondicional.

Los humanos querían dominar pero ellos eran los que entraban por el aro. Día tras día, los perros ganaban espacio en las casas, en sus vidas. Su astuto plan les llevaría años, incluso siglos, pero en el horizonte se empezaba a dibujar otro mundo, uno más peludo.

Reto creativo con flores

temporada 3

Cada día dejaba una flor en su ventana. Unas veces blanca, otras rosa, incluso alguna amarilla, pero nunca roja. Ella sabía qué mensaje escondían esos pétalos de letras ocultas. Se acercaba al alféizar con el puño en el corazón, encogido. Veía el color y su semblante variaba. No llegaba. Pasaban los meses y seguía sin aparecer, hasta que una mañana de invierno la rosa roja más hermosa del valle lucía tras el cristal. No la tocó, como si al rozarla ese sueño pudiera hacerse añicos. Retrocedió sin dejar de contemplarla, de amarla en silencio. Tanta prisa llevaba que una maleta sigue esperando su dueña.

Si te apetece compartir tu reto creativo, usa el hastag #losrelatosdelclubdelosidiomas en Instagram. ¡Estoy deseando disfrutarlos!

Gracias por dejarme besarte con letras.

firma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

💛️ También te podrían gustar los siguientes post:

Entre dos aguas

En la última clase del curso de escritura creativa teníamos como propuesta crear un relato partiendo de cartas. Reconozco que esta forma de contar historias me encanta. Deja la puerta abierta a la interpretación, a ponerse en la piel de cada personaje y sobretodo a jugar con los silencios.  He querido también añadir el simbolismo de la separación entre distintas aguas para darle más intensidad. Espero que te transporte lejos. Las cartas de mis amantes    Santander, 23 de en ...
👉 Leer post

El peluche de un adulto

El relato del lunes tiene forma de peluche Eran las nueve de la mañana. El salón de actos estaba repleto de alumnos somnolientos. Algunos ni siquiera habían pasado por casa después de un jueves universitario memorable. El profesor que iba a guiar el curso de cómo hablar en público subió al escenario con una confianza enérgica. Después de dos estribillos de We will rock you los ánimos mustios se caldearon. La música no solo amansa a las fieras. Durante las siguientes cuatro hora ...
👉 Leer post

Las fieras no entienden de cadenas

El tiempo era relativo y cruel en su vida. Cuando estaba con ella huía con descaro y risa burlona, pero cuando se alejaba se detenía sin compasión. Desde que sus miradas furtivas se cruzaron, no dejó de perseguirla. La buscaba en cada rincón de la ciudad con ansia y desesperación, tanta que dolía. Quería tenerla cerca cada minuto, que no hubiera instante en el que no sintiera su aliento, que fuera suya solo suya. Intentó volverla dócil, que fuera una chica especial en una vida normal ...
👉 Leer post

La simplicidad de una rosa

  Antes de que los primeros rayos de sol iluminaran el dormitorio, Pièrre ya había preparado el desayuno de forma minuciosa. Era un hombre detallista pero esta vez quería que ese día fuera aún más espectacular.   Dejó un ramo de rosas blancas en el centro de la mesa, el mismo que llevaba trayendo a Carla semana tras semana durante los últimos veinte años. Cerró los ojos intentando contener las lágrimas al rozar una de las rosas.   No podía parar de repasar cada uno de l ...
👉 Leer post