Cuando las emociones sobrepasan las palabras

En un mes cambiamos de rumbo y dejamos la calidez de Málaga para trasladarnos al bullicio de Madrid. Arranca una etapa muy soñada y deseada con la que espero dar color a un fondo que sigue algunos días gris. Cuando mi compañero de aventuras y yo dejamos nuestro trabajo decidimos hacer un parón de varios meses para vaciar la mochila por completo y poder entregarnos así a los proyectos que se avecinan. Como dice Màxim Huerta en su libro La parte escondida del iceberg “Ya te has ido d ...
👉 Leer post