Hansel y Gretel, ¿cuento o película?

¿Quién no conoce el cuento de Hansel y Gretel? Una historia basada en el miedo con la que se intenta enseñar a los niños que nunca hay que confiar en los desconocidos. Pues bien, si ya la forma de «enseñar» tiene lo suyo la nueva película, Gretel y Hansel retuerce todavía más el hilo.

No solo son dos niños abandonados por sus padres en medio del bosque que encuentran una casa de chuches de una bruja que pretende cebarlos como si fueran el pavo de Navidad. Ahora hay mucho más.

La película está disponible en Amazon Prime y te aviso, prepárate para un cambio mucho más oscuro en un cuento que nunca entenderé cómo se le puede contar a los niños. Venga vale, el mundo no es de color de rosa pero digo yo que tampoco hay que traumatizarlos. Antes de abrir un melón muy explosivo sobre la crianza y la enseñanza, te muestro cómo han conseguido que el cuento de Hansel y Gretel sea todavía más siniestro.

Gretel y Hansel, el horror se disfraza

La película intercambia el nombre de los niños, supongo que para diferenciarse de otra película de 2013 Hansel y Gretel, cazadores de brujas. Esta segunda no es que fuera la leche de buena pero tiene muchos puntos de humor que por lo menos te hacen pasar un buen rato.

En esta nueva versión de 2020 hay bastantes licencias y modificaciones con respecto al cuento. Supongo que para poder meterle chicha y que la película no se quedase descafeinada. He leído en alguna crítica que es la mejor obra del director y oye, no lo discuto porque no he visto sus anteriores creaciones pero en mi opinión, hay mucho detalle que no funciona y otro que está bien sin volverte loca de gusto.

Uno de los primeros detalles que nos avisa de que se trata de una película de horror y no una simple adaptación del cuento es la oscuridad. El tenebrismo dispuesto a través de imágenes con a penas luz en las que destacan los tonos grises, negros y ocres. Solo hay un detalle de color, la niña de la caperuza rosa.

Con la historia de esa niña especial y perversa arranca la película. Utilizan la voz en off para explicar de forma rápida qué ocurrió con ella y en algunos puntos más, volverán a tirar de este recurso que nos devuelve a la narración oral de cuentos.

Esto supone un gran cambio de paradigma ya que en el cuento tradicional de Hansel y Gretel destaca el brillo y la intensidad de los colores, sobre todo, en la casa de chucherías.

Para mi gusto, el ritmo de la película es bastante lento y eso provoca que llegues al final con la lengua fuera deseando que haya algo más de acción y vidilla. Algunas escenas me parecen incongruentes, solo te diré que hay cambios de opinión entre los hermanos sin motivo aparente que desconciertan más que aportan.

Tampoco me convencen detalles como el cazador. Aparece escasos minutos al comienzo de la película y si te he visto no me acuerdo. Creo que hubiese sido más interesante meter otros puntos de acción que animaran la película y prescindir de aquellos que no suman.

Uno de esos detalles son las setas. Si quieres sáltate este párrafo porque es un mini spoiler. ¿A quién se le ocurrió meter un viaje alucinógeno con unas setas? Mi sensación fue <<¿en serio está pasando esto con dos niños? ¿Qué aporta esta escena a la historia?>> Ya te lo digo yo, nada. Parece más relleno para ocupar minutos.

Me imagino que a estas alturas si me tuvieras de frente me dirías: «Y entonces, ¿para qué voy a ver la película si tampoco es la locura?» Tranquila, todo no es malo en Hansel y Gretel.

Sí me ha gustado la música que la envuelve. Ayuda a subir el empuje en escenas que necesitan un extra de horror y que seguramente sin ella, no parecerían tan tenebrosas. Es un dulce, nunca mejor dicho, que no suban el volumen sin control. No es como en otras películas de este género en las que el sonido es tan alto y chirriante que si te pilla en casa no queda otra que coger el mando de la tele y bajarlo.

Otro aspecto que me ha encantado es la fotografía. Es una de mis partes favoritas de las pelis aunque no es en la que más me detenga a comentar. En este caso me ha parecido uno de los grandes elementos visuales. Solo con la imagen, sin el sonido ni los personajes, han sido capaces de introducirme en el horror. El tipo de bosque, el enfoque, qué se oculta y qué no.

¿Cuento o película?

Esta historia nunca ha sido de mis favoritas, me parece un horror ya de por sí, pero si tuviera que quedarme con alguno de los dos sería con el cuento porque me parece más apetecible y más fácil de entender que los niños caigan en la trampa.

Si ves la película, te darás cuenta de que cualquiera con un poquito de vista no entraría en esa casa y de hacerlo, no se quedaría a pasar la noche.

¿Tú cuál prefieres?

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

💛️ También te podrían gustar las siguientes entradas:

Mi vida (no del todo) perfecta de Sophie Kinsella

Título: Mi vida (no del todo) perfecta Autora: Sophie Kinsella Traductora: Patricia Valero Mous Género: Chick-lit Editorial: Ediciones Lince Puntuación: 3,5/5 Sinopsis de Mi vida (no del todo) perfecta Apartamento en Londres, trabajo con estilo y unas publicaciones de Instagram de lo más festivas. ¿Quién no diría que Katie Brenner tiene una vida perfecta? Resulta todo lo contrario, un trabajo frustrante, un pis ...
Quiero leer más

Fuera de tiempo

comienzo del blog Ayer te confesaba que en poco menos de un mes dejo mi empleo en la app de moda en la que ahora mismo trabajo. Y, ¿por qué ahora? Hay límites que nunca deberíamos permitir que se crucen y, aunque me voy con una sensación agridulce, siento que toda esa tensión emocional y estrés acumulado en el último año me han hecho el favor de mi vida, tomar el control y empezar a crear mi camino. La inspiración vien ...
Quiero leer más

Siete mañanas y cuatro hojas

Siete mañanas llevaba Greta paseando por los jardines de El Prado. Se detenía en cada árbol, hipnótica, sin prisa. Las flores danzaban a sus pasos, suspirando perfume y primavera. Sin aparente destino Greta llegaba al Retiro. Se adentraba sin orden por los caminos mientras se alejaba del estanque. Saboreaba las fuentes, jugaba con las ardillas hasta que de pronto se escondía entre los árboles enamorados, esos que parecen besarse todas las mañanas la mano. Acurrucada y vigilando que nadie la hubiese seguido, sacaba a la luz su tesoro. Ese descubrimiento inesperado que la hacía recorre ...
Quiero leer más

Maestra de pueblo con L de novata

La enseñanza es una patata caliente que quema aún más si hay una maestra o profesora en casa. Las mofas sobre las vacaciones, las actividades y la dureza del trabajo son solo un ejemplo de cómo la sociedad no acaba de ser consciente de que todos los ciudadanos van a pasar por las manos de la educación. Maestra con sentido del humor Una amiga, también maestra, me ha dejado el libro Maestra de pueblo con L de novata. Aunque no doy clase en un colegio sino en mi propia academia, me he sentido muy identificada con bastantes escenas. Además, me he reído tanto que todavía me duele la ca ...
Quiero leer más