Esos locos románticos

Parece que ya no hay sitio para los románticos.
 
Los sentimientos se han convertido en pecado y simplemente nombrarlos es un sacrilegio, no digamos ya tenerlos. Lo efímero reina a sus anchas. Lleva las riendas y el mundo dice estar a gusto protagonizando una vida llena de prisas y frialdad.
Abrazos y besos gélidos que llenan camas sin nombre porque ya no recuerdan quienes pasaron por allí.
 
Los corazones se esculpen en piedra y la mirilla de la puerta doble, no vaya a ser que aparezca alguien queriendo algo más que un juego pasajero.
Un corazón que quiera quedarse.
 
Parece que ya no hay sitio para los románticos. Esos dementes que buscan cualquier excusa para estar cerca, para escucharse y quererse. Para los que quieren una cita con postre y no necesariamente cama.
 
Las noches de pasión se han convertido en batallas campales. Sin mimo ni cariño, solo animal salvaje.
 
Pero cuenta la leyenda que todavía en algún rincón de la ciudad, ocultos entre el resto de los mortales, hay quienes te hacen temblar las piernas cada mañana con un te quiero con sabor a hogar. Que desordenan tu vida de un solo golpe, sin aviso.
 
Que te hacen experta en sonrisas sonrojadas, te quitan la ceguera y te enseñan que sí hay sitio para amarse sin miedos ni segundas intenciones. Y que también se puede llorar de felicidad.
 
Ten cuidado si encuentras a un loco romántico porque te hará perder la razón, y no esperes que el resto comprenda que el amor no se mide en años sino en intensidad y conexión. Será vuestro pequeño secreto, el de amaros cada día un poquito más.
 
Gracias por dejarme besarte con letras.
Descubre más relatos aquí.

firma

 
 
 

2 comentarios

  1. "Los sentimientos se han convertido en pecado y simplemente nombrarlos es un sacrilegio, no digamos ya tenerlos." …

    Esta frase es…. increíble, porque es totalmente cierto. El mundo cada vez me parece más frío, y no digamos las personas… siempre me han juzgado por expresar mis emociones y ahora me siento super libre de hacerlo, le guste a quien le guste. Incluso hay gente que me ha dicho que no debería contar "mis debilidades"… ¿acaso soy la única que las tiene?. Creo que contar tus emociones y debilidades te hace más humana.

    Me gusta mucho tu forma de escribir, de verdad. Me llega un montón. No lo digo por decir!!! un besazo

  2. Hola Sofía!!! Muchas gracias por leerme y por tus palabras. Todos tenemos debilidades y creo que reconocerlas y compartirlas nos hace conscientes de quienes somos y buscar la forma de que se conviertan en todo un potencial.

    La verdad que no termino de entender porque la gente quiere aparentar una perfección frívola pero bueno… yo soy feliz compartiendo mis emociones, reflexiones y cualquier cosita que me ronde la cabeza.

    Y me encanta poder tener cerca gente como tú que es transparente como el agua. Bastante gente "normal" ya hay en este mundo 🙂

    Ojalá un día podamos conocernos en persona.

    Un besazo!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

💛️ También te podrían gustar las siguientes entradas:

La carta de los días malos | Escritura emocional

Quién no ha tenido un día en el que la vida parece una auténtica mierda. No tiene porqué haber ocurrido la peor de las tragedias, pero basta con tener un bucle negativo instalado en la cabeza con ganas de hacerse el dueño del cortijo. La carta de los días malos es un ejercicio de escritura emocional que nos ayudar a recuperar la perspectiva, un recordatorio de luz. Te cuento este truco de escritura porque a mí me ha funcionado. Sin ir más lejos, la semana pasada tuve unos días de querer meterme en la cama y no salir hasta el año que viene. Falta de concentración, demasiado ruido me ...
Quiero leer más

El peluche de un adulto

El relato del lunes tiene forma de peluche Eran las nueve de la mañana. El salón de actos estaba repleto de alumnos somnolientos. Algunos ni siquiera habían pasado por casa después de un jueves universitario memorable. El profesor que iba a guiar el curso de cómo hablar en público subió al escenario con una confianza enérgica. Después de dos estribillos de We will rock you los ánimos mustios se c ...
Quiero leer más

La tía Margie: La maldita clave del baño

Nuestro primer contacto con un país nórdico —el día que casi arranco una puerta en Suecia—  terminó, digamos, que bien. Sin embargo, nada hacía presagiar que otra maldita puerta sería la culpable de nuestra segunda anécdota para recordar en ese viaje aparentemente inocente. Mi tía Margie y yo nos levantamos a la mañana siguiente extasiadas por conocer Estocolmo, compramos un bono turístico en el que se incluía la entrada a todos los museos —algunos no son lo más interesante del mundo pero, oye, te quitan un rato de frío— un paseo en barco y el uso de todos los medios de ...
Quiero leer más

La chica de al lado

se nos fue la vida Las benditas casualidades obran los mejores milagros o quizás por fin tiré lo suficientemente fuerte como para que el hilo rojo te pusiera a mi lado. Llevo meses sentándome cerca de tu perfume y no te imaginas lo mucho que me gusta ver como siempre llevas dibujada una sonrisa. Incluso en las tardes que te he visto derramar alguna lágrima. Me maldigo por no habértelas secado, pero el miedo m ...
Quiero leer más